CAVALLS DEL VENT, BAGÁ





Caballos del viento es una ruta de montaña de unos 80 km. y 11600 m de desnivel acumulado. El recorrido une ocho refugios del Parque Natural del Cadí-Moixeró, situados en las comarcas del Berguedà y la Baja Cerdaña .
El Parque Natural del Cadí-Moixeró es un espacio de interés natural de Cataluña , que comprende el conjunto de sierras prepirenaicas del Cadí y de Moixeró . Está situado entre las comarcas del Berguedà , el Alt Urgell y la Cerdanya . El pico más alto se llama monte de la canal Baridana o Vulturó de 2.648 m, Moixeró (2.409 m), el macizo del Pedraforca (2.506 m) y gran parte de la Tosa (2.536 m) y el Puigllançada (2.409 m ).  Es por tanto un parque de alta montaña y como tal es importante preparar este tipo de rutas para evitar sorpresas desagradables. 
A título informativo podemos decir de esta ruta que en 2003 los guardas de los ocho refugios del Parque Natural del Cadí-Moixeró idearon un itinerario circular que los uniera recorriendo lugares de gran belleza natural y paisajística de las sierras de la Tosa, el Moixeró, el Cadí y el macizo del Pedraforca. Lo bautizaron como Cavalls del Vent en referencia a la traducción catalana de la palabra tibetana que designa las banderolas de oración budistas (Iungta) que se ponen en las cumbres y los collados del Himalaya para enviar a los cuatro vientos plegarias de paz y hermandad.
Existen varias modalidades de afrontar el circuito, desde en menos de 24 horas, hasta por etapas con el tiempo que uno necesite. Por este motivo podemos encontrar una variedad enorme de montañeros y corredores realizando el circuito en distintos tiempos y en las dos direcciones. Aquí os dejo la web donde tenéis la información del forfait y la central de reservas.
En nuestro caso la hemos dividido en tres jornadas partiendo del refugio de Rebost (Este es el más próximo y de mejor acceso desde Benidorm). Nuestro planteamiento de circuito es mixto, por tanto hemos caminado y corrido, aproximadamente un 50 %. Aunque las recomendaciones para un senderista medio que pretende caminar ronda en cinco jornadas. Por esto es importante que adaptéis la información a vuestras necesidades. 
El trayecto está señalizado con marcas de color naranja (excepto del prado de Aguiló al paso de Gosolans, donde sólo se encuentran las del PR C-124). En general a lo largo del recorrido estas marcas  comparten protagonismo con las de los senderos de gran recorrido (blancas y rojas), de pequeño recorrido (blancas y amarillas) y de otros de ámbito local (blancas y verdes) que surcan el parque natural. 
Recordar que es una ruta exigente y que la travesía supone casi unos 80 km que discurren entre los 902 m en el valle del río Bastareny y los 2.513 m de altitud en el refugio de Niu d'Àliga. A ello debemos sumarle un desnivel acumulando positivo de 4.900 m.
Un rincón excepcional donde disfrutar de la naturaleza en estado puro, ya sea practicando senderismo, corriendo o haciendo ascensiones. 





FICHA TÉCNICA:

FECHA: 11-12-13-AGOSTO 2017
DISTANCIATotal de la ruta:  77.8  km (La organización pone 80, pero nosotros nos salen 77 km)
Jornada 1:23.7 km
Jornada 2: 26.9 km
Jornada 3: 26 km
DURACIÓN: 15:20  horas tiempo total
Jornada 1:6:38, en movimiento: 5:02 horas (corrimos 40 %)
Jornada 2: 6:14 en movimiento: 5:11 horas (corrimos 50%)
Jornada 3: 6:05 en movimiento: 5:08 horas (corrimos 60 %)
MODALIDAD:  Senderismo + Carrera
TIPO DE RECORRIDO:  Ruta circular.
DIFICULTAD FÍSICA: Alta.  Jornadas largas y con gran desnivel.
DIFICULTAD TÉCNICA:  Media, no hay pasos técnicos, ni requiere trepadas. El tramo más técnico se encuentra en la bajada del Niu del Aguila, pero no tiene mayor complicación.
ORIENTACIÓN:  A lo largo de la jornada encontraremos en la mayoría de cruces la marcas naranjas del circuito pero creo que es conveniente llevar mapa y gps. Si no conoces la zona es fácil equivocase y hay algunos cruces donde es fácil pasarse. 


TIPO DE VÍA:  Pequeñas sendas, asfalto  y  pista de tierra.
ÉPOCA APROPIADA: Verano y Otoño. Esta zona en invierno está con nieve y algunos refugios cierran.
EQUIPO NECESARIO: Zapatillas y ropa de montaña, bastones de tretking, algo de comida y agua. A lo largo de la ruta aprovechamos los refugios  para comer y beber. En nuestro caso llevamos cargada la comida necesaria para pasar el día. Las cenas en los albergues.
LA RUTA: Descárgate la ruta para gps en wikiloc:
RUTA FOTOGRÁFICA: Mírame
INFORMACIÓN:  Aquí os dejo la web de la organización. Y este enlace de la Web de Berga  que aporta muy buena información de la ruta.

DESNIVEL POSITIVO: El total de la travesía cuenta con 4917 metros acumulados de desnivel.



Joranda 1: 1449 - 2514 m. Acumulado positivo: 1655m. - acumulado negativo 1681 m.


 Joranda 2:  1216 - 2416  m. Acumulado positivo: 1456 m. - acumulado negativo 1800 m.



 Joranda 3:  912-1610 m. Acumulado positivo: 1856m. - acumulado negativo 1483 m.




INICIO DE LA RUTA: En nuestro caso hemos subido hasta Barcelona y desde aquí tomamos dirección a Montserrat, desde aquí seguimos en dirección a Bagá seguimos por la BV-4024 hacia el collado de Pal hasta el del Forn (a 13,7 km de la oficina de información del Centre del Parc), donde se estaciona el coche. Desde aquí, se llega al refugio de Rebost por un sendero señalizado como GR 150 y GR 4-2 que baja a poniente por el interior del bosque o bien descendiendo por la pista de Roca-sança hasta girar a la izquierda siguiendo las señales de la Cavalls del Vent. La opción más corta y rápida es la del bosque. 





CRÓNICA:



Esta es una de esas travesías que llevaba varios años esperando para hacerla, la tenía en la cabeza, arrinconada aguardando el momento oportuno y mira por donde este verano la oportunidad llama a mi puerta. Se lo propongo al PinchaPerros (dentro de muy poco miembro oficial del grupo) y este ni se lo piensa, en menos de dos horas y vía telefónica se curra las reservas y las etapas. Así da gusto hacer montaña. En definitiva como parte del entrenamiento y preparación para Josemi nos hemos disfrutado de estos casi 80 kilómetros entre bosques, prados y fantásticas vista. Un recorrido que no  me voy a cansar de recomendar. Y por cierto queda pendiente para este invierno la subida al Comabona y el Pedraforca en invernal.  Aquí os dejo la crónica de las jornadas.

JORNADA 1 REFUGIO REBOST - NIU DEL ÁGUILA -ESPOSSES - CORTAL  6:38 HORAS



Después de una buena cena y su consiguiente desayuno a las 7:30 de la mañana nos ponemos en marcha, como se agradece comenzar con el fresco del amanecer, creo que son las horas que más kilómetros nos cunden. A modo de resumen el refugio está bastante bien y la familia que guarda el refugio son gente muy agradable. Cuentan con agua caliente y unos platos con patata asada y longaniza de la zona muy interesantes. 



Se inicia la travesía remontando, como no, pasamos por la fuente del refugio, cruzando unos metros más arriba la pista que lleva al collado del Forn. Salimos ascendiendo por un precioso bosque aunque a lo largo de la subida cruzamos varias pistas.


Saldremos a los llanos del Cadí, donde vamos ascendiendo progresivamente en dirección a un precioso bosque de pino negro.



Llegamos al Collado de Comafloriu. Y desde este punto comenzamos por un lateral de la sierra una continua ascensión ahora sin árboles. Este tramo que ya roza los dos mil metros se hace notar en el cuerpo.

El terreno se torna árido y aquí nos encontramos con una bifurcación: se sale al GR 150-1, que hay que seguir arriba por la izquierda, cambiando de dirección (NO), hacia el Comabella y la loma Gran. Se compartirán señales con el GR hasta el llano de Moixeró.



Al fondo divisamos la silueta del refugio. Pero todavía nos queda recorrer toda la loma y coronar el Cap del Serrat Gran, se desciende por el cordal al collado de Comabella y se asciende nuevamente hasta el monte del mismo nombre.


Finalmente llegamos a un gran prado con todas las pistas de esquí a nuestra derecha. Desde aquí tan solo nos queda unos pocos metros hasta el refugio.Refugio de Niu d'Àliga.


Punto más alto de la Cavalls del Vent. Está la opción de subir hasta la cima de la Tosa pero finalmente no nos entretenemos y seguimos el camino. El refugio parece el típico albergue para esquiadores. Es muy moderno y tiene buena pinta. Aprovechamos para comer y beber algo y continuamos la marcha. Este tramo en su mayoría lo hemos realizado caminando, se salva en 6 kilómetros unos 500 metros de desnivel y estamos al inicio de la ruta. Aquí nos paramos unos quince minutos para almorzar.


El trayecto toma sentido descendente con una buena bajada técnica y terreno algo resbaladizo. Aunque con cuidado no presenta mayor dificultad.


Pasado el collado de la Vall, se prosigue por el cordal del monte de la Canal Freda, este es un excelente tramo para correr, con alternancia de subes y baja disfrutando estirando las piernas.

Collado de Jou. Punto divisorio natural entre la Tosa, que se deja atrás, y el Moixeró, por donde hay que seguir. A partir de ahora, se debe remontar adentrándose en el bosque por la cara sur de Les Suquetes.

Nuestra dirección es hacia Les Penyes Altes, la senda comienza a remontar en dirección a la cima. Les Penyes Altes (km 11,57, 2.270 m), cumbre formada por dos puntas gemelas que es a la vez el techo de la accidentada sierra del Moixeró

Una pequeña parada en la cima para comer una fruta y continuamos ahora el descenso, aquí nos encontramos otro tramo algo más técnico, pero asistido con unas cuerdas. Tampoco reviste mayor dificultad pero me gusta dejar constancia.


Eesta bajada nos deja en el Collado Raset. Continuamos atravesando el extenso prado herboso del llano de Moixeró. Aquí debemos prestar atención ya que llegamos al collado del Moixeró y nuestra tendencia fue continuar bajando por una pista ancha. La ruta continua hacia la derecha siguiendo por la loma.  Las marcas del gr continúan a la izquierda y pueden llevar a engaño.


Continuamos la marcha en busca del collado de la Font Freda de Riu. Aquí nos encontramos una bajada vertical que con terreno mojado tiene que ser bastante técnica. Se desciende por una pendiente herbosa primero y después por dentro del bosque, que se vuelve más frondoso a medida que bajamos.


El descenso es cada vez más pronunciado: hay que prestar atención, ya que es fácil resbalar y caerse.  Tenemos unos mil metros de bajada continua, así que hay que tomarlo con calma. La última parte  se discurre por el interior de un espléndido abetal y se desemboca en una pista que se toma a mano derecha.

Esta pista se dirige hacia el refugio pero no sin antes tomar una senda a izquierda que tras una pequeña y última subida nos lleva hasta el refugio de Serrat de les Esposses.



Yo creo que en toda buena ruta que se precie tiene que haber un refugio Hippie, pues claramente este es, es un sitio bastante agradable con menús para vegetarianos aunque alguna de las guardas esa mañana no tenía muchas ganas de trabajar. Creo que aunque no hemos dormido aquí, este tiene pinta de ser el peor de todo el circuito. Esto por supuesto es una opinión personal basada en mi humilde experiencia. 



Desde el refugio salimos por la pista de asfalto y a los pocos metros y sin mucha señalización tomamos a la izquierda, en subida, una pequeña trocha con buen desnivel.


Conforme subimos nos adentramos en un precioso bosque por donde aprovechamos también para  correr.


Este tramo de bosque discurre a pocos metros de la pista ancha que salía del refugio finalmente la senda sale a la pista por donde tenemos que discurrir unos metros. Hasta salir al collao de la Font freda, aquí nos encontramos el poste indicativo hacia la fuente.


Se baja hacia la fuente homónima siguiendo las señales del GR 107 o Camí dels Bons Homes (camino de los cátaros). Zona fresca y sombría, con un área recreativa con bancos y mesas de piedra.


La ruta continua de forma ascendente en dirección al refugio. Aunque ahora ya quedan pocos metros y disfrutamos del entorno tan espectacular que tenemos.

Refugio de Els Cortals de l'Ingla. Está situado en un bello paraje del valle de L'Ingla al este de la sierra de Gavarret y cuenta con buenas perspectivas de las sierras circundantes. Este es un pequeño refugio con una pequeña duña, con un pequeño generador que da la luz mínima, no se puede cargar el gps. Aunque la comida está bastante bien y el sitio es precioso. Los colchones están forrados como de plástico y cuando te mueves por las noches se entera todo el refugio. Por lo demás es agradable y las guardas también.


JORNADA 2 REF.  CORTALS  DE L'INGLA - PRAT DEL AGUILÓ - LLUIS ESTASEN - GRESOLET 6:26 HORAS

Toca afrontar la segunda jornada, el cuerpo a pesar de los colchones de plástico se ha recuperado bastante bien y nos levantamos con buenas sensaciones, sin dolor y con ganas de afrontar el siguiente tramo. A modo de curiosidad el refugio cuenta con leches vegetales y no está mal el desayuno.



Tomamos una pista ancha de tierra, con una agradable bajada de más de un kilómetro, lo que nos permite correr suave y calentar de buena mañana. Seguimos las marcas del gr 107.




Pasamos un buen tramo de bosque donde se alternan subidas y bajadas cómodas hasta la senda donde comienza la subida  hacia el coll de Pendis,  bastante llevadera sobretodo a primera hora de la mañana .

                                      

En este collao nos encontramos un par de tiendas de campaña que han pasado la noche, ciertamente un sitio impresionante.  Desde aquí tenemos que iniciar una suave subida en dirección al Coll de Vimboca.


                                     

De ahí nos dirigimos hacia el collado de Vimboca, ubicado al oeste del Cap del Pinosell y al norte del Cap de la Boixassa. Desde este punto tenemos un impresionante flanqueo por la Sierra de la Moixa. Una perfecta senda que con cierto perfil de subida nos permite correr y disfrutar de unas vistas impresionantes.


Hay que seguir por el GR 150-1 remontando, suavemente al principio, hacia la sierra de la Moixa por la vertiente norte de la montaña a través de un frondoso bosque de pino negro. Más arriba, se pasa por debajo de la cima de la Roca de la Moixa y se prosigue por su ladera septentrional.



Se asciende por el cordal de la sierra de la Moixa hasta el Cap del Pradell desde donde se continúa descendiendo ligeramente para, 200 m más adelante, seguir cresteando por la vertiente N de la sierra de la Muga. Después del pico de Estalabars, se llega al collado de Les Vaques.


La montaña muestra su lado agreste, por esta subida de senda rocosa hasta llegar al collao donde nos encontramos una preciosa manda de caballos pastando.


El este collao la tendencia es seguir hacia delante, pero no es necesario llegar al collao, nosotros nos hemos acercado por los caballos, este se deja a la izquierda y se comienza a descender por la car anorte de la loma dels Terrers, siguiendo una rápida bajada por senda de piedra fina. 




La pedrera termina en un pequeño bosque que tras diferentes subidas y bajadas nos deja en un precioso mirador donde podemos contemplar en medio de un prado el refugio del Aguiló.  A nuestra izquierda se levantan las impresionantes pareces del Comabona. 



Cruzamos el barranco de Les Toselletes y se sigue por un canchal en dirección norte. Se flanquea el pico de Aguiló y, al salir del bosque, se cruza el prado homónimo en el mismo sentido de la marcha en dirección al refugio.


Hasta este punto hemos tardado dos horas y media, el ritmo ha sido bastante cómodo y con pocas paradas. El prado donde se sitúa el refugio es impresionante y con unas vistas espectaculares. Este refugio tiene un agradable toque montañero. Hacemos la típica parada para beber y comer algo. Y en unos 15 minutos continuamos la marcha. Nos queda el turrón duro de la jornada. Por cierto este refugio es punto de partida para la cima de Barcelona y el Comabona.


Iniciamos la marcha ascendiendo por una senda ancha, toca regularse ya que aquí se encuentra uno de los tramos más exigentes de toda la ruta. En este tramo no encontraremos marcas de la organización se sigue el pr c. 124. Estas nos llevan hasta el Pass del Gossolans



La primera parte de la subida algo más tendida y llevadera pero conforme nos aproximamos la verticalidad hace acto de presencia y se pone muy exigente.
Tenemos en un kilómetro 400 metros de desnivel acumulado de subida.
Una vez arriba una parada para tomar aliento y nos encontramos con un terreno árido pero con una preciosa manada de caballos.



Desde este punto tenemos un buen tramo de senda cómoda hasta llegar al Clot de Palomar, aquí se inicia la bajada al Prat Llong. Como un gran espectáculo de la naturaleza aparece la impresionante mole del Pedraforca esperando que subamos.

Tenemos un inicio de bajada con algo de roca para en breve llevar a una senda ancha que cruza el prat Llong, una vez en el cruce veremos un cruce que indica ref Gresolet, aunque nosotros debemos seguir la preciosa pista que nos lleva a Lluis Estasen.

Ahora tenemos varios kilómetros de pista cómodos que nos permite correr y disfrutar del entorno.  Llegaremos a un parking donde se sitúa el pequeño sendero que sube hasta el refugio Estasen.


Subimos al refugio a sellar y como no reponer un poco. Este sitio es uno de esos que guarda mucha historia, situado a los pies del  Pedraforma está en un paraje único y muy visitado. No me canso de repetir que volveremos este invierno.
Que mejor forma de recuperar que sentarnos a los pies de esta impresionante montaña.


Bajamos por una pequeña senda hasta regresar a la pista y desde aquí llegamos a un cruce señalizado con la senda que va a Gresolet.





Desde este punto comenza el espectáculo un par de kilómetros de bajada por un precioso bosque de Hayas y pino rojo. Este tramo es precioso, también tengo que decir que los comentarios de la gente que lo han pasado con lluvia habla de algo técnico y resbaladizo. Pero en nuestro caso ha sido un disfrute. Lo hemos bajado todo corriendo.


Creo que estoy en disposición de afirmar que este es el mejor refugio de todo el circuito. Es un hotel, cuenta con habitaciones para dos o tres personas, duchas con agua caliente, baños al lado de la habitación y solo comentar que nada más llegar nos pusieron un vasito de gazpacho de bienvenida. Yo me quedé impresionado.  La comida muy buena y por supuesto guardas muy amables.

JORNADA 3  REFUGIO GRESOLET - SANT JORDI - REF. REBOST  6:06 HORAS



Afrontamos la última jornada y a priori las piernas y los dolores nos siguen respetando, aunque es cierto que el cuerpo ya se va cansando un poco. Nos queda la última jornada y la más dura de desnivel.


Nos dirigimos al collao de Bauma, tenemos un sombría y exigente subida por un precioso bosque.

Ambiente fresco y sombrío, con abundantes hayas, abetos, robles, bojes, serbales y musgo. Se cruza la misma pista dos veces en sendas curvas a la derecha para continuar ascendiendo en el mismo sentido de la marcha por el sendero que se sigue.



  La tercera vez que se desemboca en la pista, llegamos al collado de la Bauma, donde hay una fuente y un área de recreo. Hay que atravesar la pista -que por la izquierda sube al Collell y por la derecha baja al collado de la Bena, Gisclareny y Bagà, señalizada como GR 150 y GR 107 (Camí dels Bons Homes),



En nuestra bajada pasaremos por la masía del Puig, edificio en ruinas de origen medieval y reformado en el siglo XVIII que cuenta con un singular tejado a cuatro aguas. Está situado a los pies del monte de la Baga, coronado por la pequeña ermita románica (s. X) hoy restaurada de Sant Martí del Puig (puede visitarse, la puerta siempre está abierta; tramo no georreferenciado). Detrás del templo, hay una piedra con una huella con forma de pie bautizada como Petjada de la Mare de Déu (pisada de la Virgen).


Delante de la masía, se toma un sendero de la izquierda que desciende en dirección norte y se dirige a Monnell y a la fuente de L'Adou: hay que tomarla a la derecha.



Se termina lo bueno, después de casi trece kilómetro de bajada, viene el siguiente reto de la jornada. Llegamos a esta pequeña pedanía con las ruinas del molino del Puig o del Forat, que fue reconvertido en vivienda en el siglo XIX, se cruza por un puente el Bastareny y se llega a Cal Cerdanyola , antigua masía hoy habilitada como casa de colonias. 


                                       

Desde este punto comienza la subida siguiendo el curso del Torret del Forat, constante subida, en su primer tramo muy progresiva y llevadera. Es un entorno fabuloso y digno de cualquier estampa del pirineo. 



Se entra ya en la imponente garganta del desfiladero de Els Empedrats . Se trata de uno de los parajes naturales más impactantes del Parque Natural del Cadí-Moixeró y de la travesía. Hay que tener cuidado si ha llovido mucho, ya que las crecidas repentinas del torrente pueden hacer peligrosa la ruta. A partir de aquí, se cruzará el torrente varias veces a través de una espesa vegetación y entre numerosas cascadas -algunas de gran belleza y vistosidad como la Cua de Cavall (cola de caballo)- buscando siempre los pasos más accesibles para ascender entre los verticales riscos de roca caliza. Buenas perspectivas a mediodía de la sierra de Gisclareny.



Tenemos un último empujón hasta el refugio y finalmente llegamos hasta este famoso Refugio de Sant Jordi. Son muy publicitadas las hamburguesas gigantes que ofrecen. Nosotros llegamos pasadas las diez de la mañana y creo que no procede pedir una.


Este es  el único que no tiene acceso es coche, con lo que hace de él un encanto especial. Aunque es cierto que el refugio es precioso y tiene el encanto de estar alejado de la civilización. Un buen almuerzo y continuamos la marcha. Hemos superado dos de los tres huesos duros de la jornada, nos queda remontar al refugio de Rebost.


Hay que partir del refugio desandando de bajada hacia el sur los últimos metros de subida hasta encontrar la bifurcación con el PR C-125 para dirigirnos al collao de Escriu. Aquí está este enorme árbol.


Tenemos un tramo agradable donde se alternar subes y bajas con unas vistas impresionantes. Se pasa junto a la masía de Escriu y se empieza a remontar (NE) hacia el collado homónimo.



 
Exquisito tramo de bajada entre bosques que nos deja en la bella aldea de Gréixer, donde destaca la iglesia de origen románico de Sant Andreu. Un rincón ideal donde se puede alquilar por vacaciones.


Se cruza la carretera del collado de Pal (BV-4024) dejando definitivamente el GR 107 y se continúa en la misma dirección tomando de bajada un camino ancho de enfrente que se adentra en el bosque y cruza el río de Gréixer.


A continuación, se toma un sendero de la izquierda que inicia la ascensión hacia el refugio de Rebost por la Llobera. Se pasa por debajo de la C-16 (km 6,50, 1.052 m) y se remonta un ancho prado herboso (NE) por un sendero que luego sube también hacia levante haciendo eses por el interior de un espeso bosque de pino silvestre, robles, bojes y hayas.



Una existente subida nos resta hasta el refugio. Aquí las fuerzas ya van flaqueando pero la alegría de el trabajo realizado nos lleva en volandas, junto con la buena playlist de mi compi que nos empuja casi sin darnos cuenta hasta el refugio.


Finalmente hemos conseguido culminar la ruta en el tiempo y las condiciones previstas, ha sido todo un éxito y sobre todo unas jornadas de entrenamiento y buen ambiente montañero. Una excepcional ruta que quería compartir y espero que disfrutéis tanto como nosotros. En breve volveremos por aquí, garantizado.


Posts Relacionados

CAVALLS DEL VENT, BAGÁ
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.