LA MUNIA DESDE PETRAMULA


Escapando de los duros calores de nuestra costa levantina, nos hemos subido a Pirineos, mas concretamente al valle de Pineta en el parque nacional de Ordesa-Monte perdido para disfrutar de unas refrescante jornadas montañeras.
La primera opción que hemos realizado es la subida a la Munia. (3134 m.) desde Chichagues, en  la pradera que hay unos metros antes  del puente de Petramula.
A pesar de no ser uno de los clásicos tres miles de la zona, es una cima interesante, con algunos pasos aéreos y por supuesto con unas vistas impresionantes.
Hemos podido disfrutar de una ascensión mixta, la primera parte senda  hasta llegar al balcón de la Munia donde empieza la nieve hasta casi el paso del gato. Desde aquí trepadas y cresterío hasta la cima.
Una preciosa jornada de dificultad media apta para casi todos los públicos.



FICHA TÉCNICA:


FECHA: 29-07-2013
DISTANCIA: 15.2 km.
MODALIDAD: Senderismo, marcha invernal. Encontraremos la primera parte de la subida con muy poca nieve. El resto de la ruta, nieve, hielo.
DURACIÓN:  10:00h. Pero hemos subido muy tranquilos con múltiples paradas, incluso para remojarnos los pies. Creo que con un total de 8 horas se puede culminar sin problemas
DIFICULTAD TÉCNICA: Media-Alta. La subida hasta el balcón de la Munia, no presenta dificultad, los pasos complicados están en el acceso a la cresta que nos lleva a la cima. Está el paso del gato, que es una lasca de piedra grande de unos 4 metros con una grieta en el centro, debemos subir por el lateral. Será recomendable un cordino de 30 metros, sobre todo para facilitar la bajada, el paso está equipado con una chapa para engarcharse. En la cima algunos pasitos aéreos y alguna trepadita fácil. Por tanto atención en esta última etapa de subida y bajada.
DIFICULTAD FÍSICA: Alta. Salvamos un desnivel de 1500 metros. Que junto a las 8-10 horas de jornada requiere de estar en forma. 
ORIENTACIÓN: Toda la ruta está muy bien indicada y siempre con huella, aunque es recomendable uso de gps por si hay nevada y se pierde la huella. En verano no hay problema está muy señalizada. Es muy intuitiva.
TIPO DE VÍA: Sendas, hielo, nieve,  y pista ancha en el primer  tramo. En la parte de la cresta de subida, roca suelta, trepadas, etc.
ÉPOCA APROPIADA: Todo el año, aunque será marchas completamente diferentes.
EQUIPO NECESARIO: Chaqueta y pantalón de gore-tex, ropa térmica interior, forro polar, guantes, gorro. Gafas, protección solar y labial. Agua y comida para el avituallamiento. Crampones, casco y  Piolet.  Cuerda y descensor para bajar el último tramo, hay dos puntos donde podemos pasar una cuerda para asegurar los pasos. Equiparos bien para evitar riesgos. 
INICIO DE LA RUTA: Nosotros partimos del refugio de Pineta, regresamos con el coche hasta Bielsa, desde aquí la nacional  a-138 dirección al túnel de Bielsa. Una vez  pasamos la localidad de Parzán, veremos un desvío a nuestra izquierda que indica Chichagues. Hasta aquí hay carretera asfaltada. A partir de aquí sale una pista ancha que nos lleva hasta el prado donde comienza la ruta. Será recomendable para esta pista un todo terreno o un coche con suspensión alta. Nosotros dejamos el coche al pasar el prado ya que hasta la fuente de petramula la pista se pone algo peor. Mi recomendación es quedarse en el prado y disfrutar de esta preciosa subida, hay unas vistas impresionantes del valle.
LA RUTA:  Descárgate la ruta en Wikiloc.
RUTA FOTOGRÁFICA: Fotos Miguel
REFUGIO:  Refugio de Pineta, situado en el parque nacional de Ordesa y Monte pordido. Teléfono: 974501203. Web: http://www.refugiopineta.com/
PUNTOS DE INTERÉS: Será muy recomendable la visita de Ainsa un pueblo medieval lleno de historia.
DESNIVEL ACUMULADO: Partimos de 1699 en Petramula. La cima está a 3134 m. Desnivel de 1435m. 





CRÓNICA:

Después de una larga y tortuosa subida por la pista de Chichagués hasta el prado de Petramula, ahora tenemos claro que no se puede subir con un híbrido de perfil bajo por esta pista, llegamos hasta este maravilloso punto. Desde aquí paramos el coche en un lado y comenzamos la marcha. El día se prevé espectacular y el entorno es magnífico, a llovido mucho estos días y todo tiene un tono verde espectacular. 




La ruta comienza por una pista ancha que nos lleva hasta el puente de Petramula. Todo este tramo es parte del gr 11 y va recorriendo el valle generado por el río Real. Un lugar con un encanto especial, digno de disfrutar de un paseo tranquilo por esta pista ancha.



En el puente nos reunimos con el resto del equipo que si han podido subir hasta aquí con su coche. Unas fotos de salida, algún comentario de preparación y como siempre haciendo honor a nuestra natural inconsciencia, decidimos no subir el arnés y los cordinos.



 A los pocos metros de continuar por la pista ancha veremos una senda indicada por este cartel que nos muestra una senda que va ascendiendo hacia los lagos de la Munia o de Lalarri. Desde aquí comienza el turrón duro. Una buena senda pero con subida constante.  De vez en cuando alguna parada para ver la magnífica estampa a nuestra espalda.



Un poco antes de llegar al balcón de la Munia, algo de nieve nos anuncia como estarán los lagos de la Munia.


Desde al balcón de la Munia, espectacular vistas a los lagos y la cima de la montaña al fondo. Todavía nos queda un buen paseo, pero nuestra meta ya se ve a lo lejos. Desde este punto tenemos la opción de subir al Rubiñera, que dejamos para el regreso. 


 Una parada para reponer fuerzas, ponernos los crampones, ya que la nieve está dura y tomamos la huella que sale por el lado derecho del lago. Desde aquí vamos ascendiendo progresivamente siguiendo las huella abiertas en busca del collado de la Munia, situado entre esta y la Peña Blanca.


El lago de Lalarri todavía completamente helado.


Una vez en el collao y pasando una última pala bastante inclinada, llegamos a las rocas, parada para comer algo y quitarnos los crampones. Desde aquí comenzamos las trepaditas, siguiendo los rastros de senda e hitos que marcan el resto de la ascensión. 


Desde este punto en pocos minutos llegamos al paso del gato. Son dos grandes lascas de piedra con una brecha en el centro. Normalmente hay una cuerda en el centro de una que facilita la subida aunque es un poco corta y de salida no se puede coger. Nosotros subimos por la lasca de la derecha, con cuidado y claro sin material, aunque no supuso mucho problema. El material creo que no está de más en la bajada. Hay una reunión para pasar un cordino y asegurar la bajada con más confianza. Igual no es necesario arnés pero una cuerda de seguridad no sobra.


Una vez pasado el paso del gato.Ingenuo de mí, pensaba que la cima estaría cerca, según vas ascendiendo no se divisa la cima. Pero desde este punto hasta la cima, igual queda como una hora. Está es la típica montaña que tiene tres subidas previas antes de llegar a la cima. 
Para evitar problemas y diferentes opción de aproximación mi recomendación es tomar la cresta un poco más arriba del gato y todo el tiempo ir por arriba sorteando rocas y obstáculos. De esta forma evitaremos pasos algo más comprometidos. Casi todo son pasos de 2º grado muy sencillos de pasar. No requieren de material alguno.


Una vez en la cima, fotos, abrazos y disfrutamos de unas vistas impresionantes de las tres Sorores, Vignemale y la grandiosidad del Pirineo  Estos días en la zona hay muchas tormentas por la tarde, y el tiempo comienza a cambiar, la opción de bajada será por el mismo sitio. Y como el tiempo pinta mal, hemos desechado la opción de subir al Rubiñera, este queda para otro día. 
Una vez en petramula, una paradita para remojar los pies y recuperar de la larga jornada. Nos está esperando una buena cena para recuperar del duro esfuerzo de la jornada. Y como no preparar la siguiente ascensión.


Posts Relacionados

LA MUNIA DESDE PETRAMULA
4/ 5
Oleh

Subscribete via email

Recibe las rutas en tu correo. Suscríbete.